Header Ad

Entradas recientes

Cómo elegir una puerta acorazada de seguridad, por FORTISEGUR

3 Minutos de lectura de interés
/COMUNICAE/

En esta guía rápida se explica cómo elegir la puerta de seguridad adecuada para proteger la casa y la oficina de los ladrones. Los ladrones aprovechan los puntos débiles de una casa para entrar y realizar su trabajo. Estos puntos débiles pueden ser las ventanas, las cerraduras y, por supuesto, la puerta principal

Si estos son viejos, las posibilidades de que sean violados aumentan drásticamente, especialmente si se habla de la puerta principal. Por este motivo la instalación de puertas acorazadas es la mejor garantía de seguridad.

La puerta de entrada es lo primero que revisan los ladrones para ver si es posible forzarla o aprovecharla a su favor para entrar. Hay que pensar que el 75% de los ladrones entran en la casa forzando la puerta de entrada, mientras que el 15-20% elige las ventanas y sólo el 5% opta por los tejados.

Para poder defender el hogar de posibles intrusos, existe la posibilidad de instalar una puerta acorazada para proteger el hogar, esta es la primera barrera defensiva, pero hay que tener mucho cuidado en comprar la adecuada.

En esta guía se da una orientación sobre cómo elegir la puerta de seguridad para una casa:

La certificación de la puerta de seguridad
En primer lugar, debe estar certificada según la norma que asigna a cada puerta una clase de antirrobo, un valor que aumenta con el incremento de la capacidad de resistencia al robo.

La certificación garantiza que el producto que se adquiere ha superado una serie de simulacros de robo realizados por técnicos expertos con maquinaria especial. Las clases se dividen en función de cómo reacciona cada puerta acorazada a los intentos de robo y para qué tipo de viviendas son las más adecuadas.

  • Clase 1: diseñado para resistir un intento de robo sin herramientas, garantiza una protección baja y el precio es sin duda el más barato.
  • Clase 2: diseñado para resistir un intento de una persona inexperta, pero dotado de un equipamiento mínimo, recomendado para viviendas en las que el riesgo de robo es muy bajo.
  • Clase 3: diseñado para resistir intentos de robo por parte de ladrones bien equipados, recomendado para viviendas en zonas que no están completamente aisladas.
  • Clase 4: diseñada para resistir los intentos de robo realizados por personas expertas en el «oficio» y bien equipadas, se utiliza en bancos, comercios y viviendas con un alto porcentaje de riesgo.
  • Clase 5: diseñado para resistir los intentos de robo realizados por personas con equipos eléctricos, se utiliza generalmente en bancos y joyerías, pero también en edificios militares y públicos que requieren una protección muy alta.
  • Clase 6: diseñado para resistir los intentos de robo realizados por personas equipadas con material eléctrico y explosivo, reduce el porcentaje de éxito de los robos a prácticamente el 0%, es ideal para joyerías, zonas militares, centrales nucleares en zonas donde se requiere una seguridad extrema.

Cómo elegir una puerta de seguridad en seis puntos
Una vez que la certificación identifica el riesgo del que puede defenderse, hay que hacer una serie de evaluaciones que le ayuden a entender cómo elegir la puerta de seguridad para una casa, oficina o tienda, características que determinan los «músculos» de la puerta.

  • Contramarco: preferiblemente metálico, es importante que esté bien fijado a la pared, normalmente con 12 abrazaderas (ganchos).
  • Marco: es preferible tener un marco de chapa galvanizada, que es más ligero, pero más resistente.
  • Hoja de la puerta: generalmente fabricada con una o dos láminas de acero electro galvanizado.
  • Anclaje: se necesitan por lo menos 4 o 5 pernos fijos, fijados en el lado de las bisagras para enganchar la hoja al marco.
  • Cilindros: las piezas móviles de cierre son los «cilindros extensibles», colocados en el lateral de la cerradura, cuanto más se equipa la puerta más resistente es.
  • Cerradura: es más segura si está protegida por una carcasa de chapa y una placa anti taladro.

Es importante saber que antes de instalar la puerta de seguridad, a veces es necesario intervenir en la mampostería para reforzarla.

Una vez terminada la instalación, se le entregarán las llaves en un sobre cerrado, se realizará la prueba en su presencia, hay que comprobar el trabajo realizado: la puerta debe abrirse y cerrarse suavemente, la hoja no debe «cerrarse sola», la cerradura debe funcionar con cerrojos fáciles.

Qué material elegir para la puerta de seguridad
Los revestimientos de las puertas acorazadas pueden ser muy diferentes, en este caso se trata de un factor puramente estético.

Los paneles de revestimiento pueden ser de madera maciza, laminados, lacados o incluir partes de vidrio blindado, inastillable y antibalas.

Para las asegurar las puertas de entrada que dan directamente al exterior, como la puerta principal, se utilizan materiales especialmente adecuados para resistir a la intemperie: aluminio, acero, PVC y algunos tipos de madera; la estructura del marco y del contramarco, sin embargo, es de acero.

¿Cuánto cuesta una puerta acorazada?
Invertir en la seguridad es importante, las necesidades de cada consumidor son diferentes y las propuestas en el mercado son muchas.

A grandes rasgos, el coste básico de una puerta acorazada parte de 700/900 euros a los que hay que añadir el coste de las cerraduras que van de 90 a 300 euros, como mínimo.

En este precio debe incluirse el montaje (con cualquier trabajo de albañilería y pintura de la pared) y la posible retirada de la antigua puerta.

Es bueno poner siempre en el contrato todos los gastos individuales para no tener sorpresas.

Otros factores que determinan el precio de compra de la puerta de seguridad son el material (madera u otro) utilizado para la hoja de la puerta, el revestimiento interior y las posibles barras de refuerzo horizontales y verticales.

Las placas anti taladro no sólo deben estar en la puerta, sino que hay que comprobar que hay una integrada con la cerradura, el precio sube aún más si la puerta integra dispositivos electrónicos.

Conclusiones
Estos son los fundamentos generales que hay que seguir para entender cómo elegir la puerta de seguridad para una casa u oficina.

El asegurar a la familia y los objetos más queridos no es una cuestión que deba subestimarse, por eso siempre es bueno contar con expertos que asesoren en la elección que mejor se adapte a las necesidades para la compra de la puerta de seguridad y ayuden a desentrañar las diferentes posibilidades que ofrece el mercado.

Fuente Comunicae

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies