Header Ad

Entradas recientes

FECOMA entregó los premios ES_MAD a las empresas de Economía Social madrileñas que han destacado en 2022

7 Minutos de lectura de interés
/COMUNICAE/

Por segundo año y coincidiendo con el Día Internacional de las Cooperativas, FECOMA y las instituciones que lo forman, entregaron sus galardones a destacadas empresas de Economía Social. Se entregaron también tres premios especiales que recayeron en Luis García Montero, por su labor artística, en Jesús Garzón por su labor solidaria y en Engracia Hidalgo por el apoyo especial a la Economía Social desde su labor en las administraciones públicas

El sábado 2 de Julio la Federación de Cooperativas y de la Economía Social de Madrid (FECOMA) entregó en un acto celebrado en el Centro Cultural Casa de Vacas con motivo del Día Internacional de las Cooperativas sus segundos Premios ES_MAD 2022, galardones que se entregan a empresas que han destacado en el desempeño de su actividad y a personalidades del espacio público económico, cultural y social, por su apoyo a la Economía Social.

El acto contó con la colaboración del Ayuntamiento de Madrid que cedió el magnífico Centro Cultural Casa de Vacas para conmemorar este centésimo aniversario del Día Internacional de las Cooperativas, de la Comunidad de Madrid, que bajo el convenio de colaboración con FECOMA contribuyó a la organización de este acto, y de otras entidades colaboradoras como son la Fundación GSD, SERYES Correduría de Seguros y la editorial Vicens Vives.

Abrió el acto Carlos de la Higuera, presidente de FECOMA. De la Higuera afirmó que la primera entrega de Premios ES_MAD, en Garganta de los Montes el pasado 03 de julio de 2021, marcó un hito en cuanto a la puesta en valor del trabajo de las cooperativas y de la Economía Social y calificó la efemérides y entrega de premios como “un día de fiesta, de toma de conciencia de lo que somos y lo que representamos las cooperativas y la Economía Social”. En el año en el que se celebra el vigésimo quinto aniversario de FECOMA, el inicio del tránsito parlamentario de la Ley de Cooperativas de la Comunidad de Madrid, además del centésimo aniversario del Día Internacional de las cooperativas, el presidente de FECOMA citó algunas cifras relevantes de la Economía Social. 43.000 empresas españolas, a las que corresponde el 10% del PIB y el 12,5% del empleo, son empresas de la Economía Social teniendo la mayoría de ellas ADN cooperativo. “Frente a la inoperancia que a veces muestra el estado o el lucro a toda costa que define el mercado, es necesario una sociedad civil, activa, cooperativa que actúe desde y para las personas”, subrayó De La Higuera.

Miguel Ángel Redondo, delegado del Área de Gobierno de Economía, Innovación y Empleo del Ayuntamiento de Madrid, se refirió, igualmente a que son necesarias en buena parte de los sectores económicos de la ciudad de Madrid, con especial atención “a los consumidores y al sector comercial y al agrícola, tan importantes durante la pandemia”. Según expuso Redondo, las cooperativas y las empresas de Economía Social trabajan con una serie de valores necesarios, como la igualdad, la sostenibilidad o la justicia social, y generan un empleo con especial resiliencia en tiempos de crisis. “Por eso, el impulso decidido a la Economía Social y solidaria es una de las líneas de acción estratégicas del Ayuntamiento de Madrid, como un sector básico para un desarrollo económico equilibrado”, afirmó.

A continuación, se entregaron los ocho premios al mejor desempeño con los que FECOMA distinguió a las entidades de la Economía Social de la Comunidad de Madrid.

El premio a las cooperativas agrarias de Madrid fue para la Cooperativa del Campo Aceitera, S. Coop. Mad, cooperativa con 240 socios, ubicada en el municipio de Villarejo de Salvanés y dedicada a molturación de aceituna para la posterior elaboración y venta de aceite cuya marca principal es “Pósito”. Recogió el premio su presidente, Ángel García-Patrón. Después de reivindicar la historia de la entidad, y recordar los últimos premios europeos obtenidos recientemente por sus productos, dejó claro los valores que aún hoy representa la histórica entidad. “Es un orgullo recoger el premio en nombre de mi cooperativa que representa historia, cultura, tradición, calidad e innovación, especialmente esta última, que es nuestra razón de ser”, señaló.

El Premio a las Sociedades Laborales de Madrid fue para VORTEX, Sociedad Limitada Laboral. VORTEX cuenta con 17 años de experiencia dedicados a la informática y las nuevas tecnológicas. Es una empresa de economía social y solidaria, porque considera que el fin social y las personas están por encima del capital. Recogió el premio María Dolores Elola quien, emocionada, lo hizo extensivo al equipo de VORTEX, “que son los quienes llevan a cabo todas estas iniciativas y quienes hacen posible que esta empresa sea solidaria, manteniendo nuestro ADN”.

El Premio a las Cooperativas de Viviendas y Rehabilitación de la Comunidad de Madrid fue para Galivivienda, Atalayas de la Dehesa, S. Coop. Mad. una sociedad cooperativa de viviendas de ámbito nacional, sin ánimo de lucro, formada por centenares de socios que encuentran en ella la vivienda que necesitan a riguroso precio de coste. Recogió el premio uno de sus cooperativistas, Francisco Javier Santos que “agradeció el premio en nombre de los socios, después de los casi cuatro años que nos ha costado tener las casas, por motivo de la pandemia” y animó a conocer el mundo cooperativista.

El Premio a las cooperativas de consumidores y usuarios de Madrid fue para La Garbancita Ecológica, S. Coop. Mad, una cooperativa de Madrid que fomenta el consumo responsable agroecológico, autogestionado, popular, ecofeminista y de responsabilidad compartida campo ciudad. Recogió el premio Pilar Galindo, presidenta de la Cooperativa. “Nuestros principios son ofrecer alimentos de temporada, cercanía, recién recolectados y plenos de vitalidad y nutrientes que no emplean productos químicos”, explicó sobre La Garbancita, dejando para el recuerdo una hermosa frase: “Después de trece años de cooperativa, no sabíamos que era imposible y por eso, lo estamos haciendo”.

El Premio a las empresas de enseñanza de Madrid fue para la Fundación Hogar del Empleado, FUHEM, que cuenta con tres colegios en la actualidad: Hipatia en Rivas Vaciamadrid, y Lourdes y Montserrat en la ciudad de Madrid. Recogieron el premio Concepción Piñeiro, delegada del Patronato de FUHEM y Víctor Manuel Rodríguez, director del Área Educativa de FUHEM. “En nombre del patronato de FUHEM, agradezco este premio, que es un impulso para continuar con nuestro compromiso con los valores de la Fundación, los mismos que los del cooperativismo: democracia, sostenibilidad ambiental, compromiso con la justicia social, inclusión, y transformación eco-social”, señaló Concepción.

El Premio a las cooperativas de trabajo de Madrid fue para la Escuela de Cooperativismo de Vallecas, que tiene como objetivo promover el desarrollo del cooperativismo en los distritos de Vallecas, la intercooperación y generar cultura cooperativa en el territorio. Recogieron el premio Eva Ortúñez y Esperanza Camarasa, de las Cooperativas Recursos Para La Diversidad y Familias, y Abierto Hasta el Amanecer, respectivamente. Eva Ortuñez destacó que el acto “celebra el desarrollo del cooperativismo”, mientras que Esperanza recordó la aportación de las mujeres al cooperativismo.

El Premio a los socios de la Unión de Detallistas Españoles de Madrid fue para el Supermercado El Molar. En este supermercado de un pueblo pequeño, como muchos de los socios de UNIDE, tiene una gran relevancia la figura de Jorge de la Morena, una persona cercana, comprometida y positiva, dispuesta siempre a colaborar y empujar en los proyectos. El premiado reconoció como “un gran acierto en mi vida entrar en la cooperativa UNIDE. De otra manera, me habría estancado. He recibido un apoyo constante y útil”, certificó.

El Premio a las Cooperativas de Transporte de Madrid fue para la cooperativa FORMATRAVEL, S. COOP. MAD, en concreto, al grupo de mujeres que la componen, tanto dentro del Consejo Rector, como en su papel de socias cooperativistas que desarrollan directamente la actividad de transporte de mercancías y viajeros. Recogieron el premio María Almagro, miembro del Consejo Rector de la cooperativa y Diana Carmona, socia cooperativista y propietaria de una empresa de transporte. “Agradezco a FECOMA la posibilidad de visibilizar las cooperativas de transporte, actividad que carece del reconocimiento social e institucional que merece por el gran peso que tiene en el tejido empresarial de este país. Y extiendo este agradecimiento a la unión de cooperativas madrileñas por su defensa de la igualdad, de la diversidad, el emprendimiento y de la economía social y por haber elegido a nuestra cooperativa como premiada. El transporte es un sector, en su origen masculino, y por ello doy gracias a las entidades que hoy son un ejemplo de apertura a la verdadera y real igualdad”, dijo María.

FECOMA entregó a continuación dos premios especiales. El Premio a la labor artística en cualquier rama de la cultura que hayan destacado por transmitir los valores, la idiosincrasia del cooperativismo o la imagen positiva de la región de Madrid a través de su obra fue para Luis García Montero, poeta, ensayista, crítico literario y catedrático de Literatura Española en la Universidad de Granada, actualmente director del Instituto Cervantes, quien ha elaborado la traducción al castellano del Himno de las Cooperativas de Trabajo Asociado que se ha presentado oficialmente en el Encuentro Mundial del Cooperativismo celebrado en este mes en Sevilla. Luis García Montero afirmó que la literatura es también un trabajo de cooperativismo. “Recibimos el trabajo de mucha gente. Yo me he formado como poeta leyendo a García Lorca, a Alberti, Gloria Fuertes o Juan Ramón Jiménez. Quiero agradecerle a FECOMA la entrega del premio, también porque con mi asistencia al acto he podido escuchar a personas que han unido la reivindicación con la emoción y el agradecimiento, dando un ejemplo de compromiso con lo que hacen”, señaló García Montero.

El Premio a la labor solidaria desarrollada directamente por instituciones o a través de las personas ciudadanas que forman parte de la Comunidad de Madrid se le entregó a Jesús Garzón Heydt, presidente de la Asociación Trashumancia y Naturaleza, por su labor de difusión de la tradición ganadera en la defensa de la trashumancia y su papel en la lucha contra el cambio climático. Cada año Jesús Garzón transforma el paisaje de Madrid con el paso de sus ovejas por el centro de la capital desde hace 30 años, recordando que existe un mundo rural que necesariamente tiene que interactuar con el medio urbano. Jesús Garzón Heydt felicitó a FECOMA por haber unido la cultura, la educación, la alimentación y el medioambiente a través de las cooperativas “en una labor extraordinaria” y afirmó que “nuestro proyecto, aunque tenga cientos de años de antigüedad, 800 años desde la formación en España de los primeros gremios de pastores, es también un gran proyecto de futuro para volver a llenar España de familias jóvenes. La única forma rentable de mantener nuestro territorio vivo es la ganadería, puesto que todos los días hay que mantenerla, fijando población, y genera una riqueza inmensa de abono, semillas, carne, y también de adaptación al cambio climático tanto por la movilidad de las especies y de las semillas como por los sumideros de carbono, puesto que los pastizales lo almacenan en el subsuelo”.

La mención especial a personas que hayan destacado en el apoyo a la Economía Social de Madrid recayó en Engracia Hidalgo, por su papel en el impulso del Cooperativismo y la Economía Social desde el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, desde la Consejería de Economía, Empleo y Hacienda de la Comunidad de Madrid y actualmente como delegada del Área de Gobierno de Hacienda en el Ayuntamiento de Madrid. Bajo el mandato de la ministra de Trabajo, Fátima Báñez, y actuando Engracia Hidalgo como Secretaria de Estado, se aprobó la primera Estrategia Española de Economía Social 2017-2020. Igualmente bajo su mandato se seleccionó a la Economía Social como una prioridad de inversión del Fondo Social Europeo, lo que ha permitido que la Economía Social fuera uno de los actores en el Programa Operativo de Inclusión Social y Economía Social 2017-2020.

Engracia Hidalgo recordó que en aquel periodo, “cuando mirábamos los números en la crisis de 2011, advertimos que había un sector donde se destruía menos empleo: el de la cooperativa y economía social, puesto que es más flexible, se adapta a las medidas necesarias para conservarlo. Y como resultado, tuvo seis puntos menos de pérdida de empleo que en el resto de empresas de nuestro país”. Por eso, y como había hecho Miguel Ángel Redondo, afirmó que parte fundamental de la estrategia de Madrid por el empleo, son las cooperativas y la Economía Social.

Para terminar el acto actuó el Coro de la Fundación GSD que interpretó el Himno en castellano del Cooperativismo de Trabajo Asociado. Dirigió el Coro Jerónimo Marín. La letra del himno es de Luis García Montero y la música de Jon Sarasua y Fernando Velázquez.

Fuente Comunicae

Valora este artículo. Gracias!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies