Header Ad

Entradas recientes

I Observatorio trimestral del mercado de trabajo

6 Minutos de lectura de interés
/COMUNICAE/

El Adecco Group Institute, el centro de estudios y divulgación del Grupo Adecco, presenta hoy la primera edición del Observatorio trimestral del mercado de trabajo, con el objetivo de ofrecer información y opinión sobre la evolución del empleo en nuestro país, el impacto de las recientes reformas laborales, y el enfoque de estas materias desde la gestión de las personas

El Adecco Group Institute, el centro de estudios y divulgación del Grupo Adecco, busca monitorizar el efecto de las reformas laborales en el mercado de trabajo español, donde conviven elevadas bolsas de personas en situación de desempleo con miles de oportunidades y puestos vacantes que se quedan sin cubrir todos los días.

Para ello presenta hoy la primera edición del I Observatorio trimestral del mercado de trabajo, con el objetivo de ofrecer información y opinión sobre la evolución del empleo en España, el impacto de las recientes reformas laborales, y el enfoque de estas materias desde la gestión de las personas.

En palabras de Javier Blasco, director del Adecco Group Institute: “Es un hecho que la reforma laboral está transformando ya el mercado, pero hay bastante consenso en que la lectura de que la generalización del contrato indefinido -ordinario y, sobre todo, fijo discontinuo- producirá estabilidad y acabará con la precariedad, es un análisis sobre el que parece tendrán que pesar meses para ver el resultado final. Aunque debe reconocerse que la contratación indefinida ha crecido de manera exponencial, al pasar del 10% en diciembre de 2021 a cerca del 50% en los meses de abril y mayo de 2022”.

“La opción de recualificación de personas con contratos fijos discontinuos en periodos de inactividad y con el objetivo de mejorar su empleabilidad sólo parece viable en aquellos sectores (construcción, empresas contratistas, empresas de trabajo temporal) caracterizados por la movilidad de las personas trabajadoras entre lugares de trabajo geográficamente próximos y/o empresas destinatarias de los servicios, en determinados sectores de actividad, si bien la norma necesitaría en algunos casos (ETT) de modificaciones que permitieran la combinación de flexibilidad y mayor permanencia en los servicios (flexiseguridad)”, continúa el director del Adecco Group Institute.

Sobre esos retos, Javier Blasco recalca que “no sólo debe buscarse que los modelos de contratos formativos no sean una rémora para la generación de empleo para quienes necesitan de estas fórmulas de adquisición de formación y/o práctica profesional, sino que deben analizarse, programarse, y medir en su implantación, las medidas que aseguren el adecuado asesoramiento, la gestión de las transiciones, la orientación hacia sectores más competitivos, así como otras medidas que faciliten un mercado más inclusivo y competitivo (diversidad, opciones de movilidad, flexibilidad, trabajo en remoto, etc.), donde se favorezca la movilidad deseada entre sectores y profesiones, a través de la recualificación de las personas, lo que generará alza salariales y carreras más resilientes ante los continuos cambios y demandas del mercado».

Impacto de la Reforma Laboral en la evolución de la contratación
Transcurridos ya cerca de cinco meses desde la entrada en vigor de la reforma laboral, y con una evolución del empleo mucho más dinámica que el crecimiento del PIB, las cifras de contratación muestran efectos tanto positivos como negativos.

Se confirma el aumento de la contratación indefinida (325,8% interanual) y la reducción de la temporal (-37,0% interanual). La mayor subida se produce en los contratos fijos discontinuos (207.288), que se incrementan en un 158,98% con respecto al mes anterior y los indefinidos (512.967) lo hacen un 58,28%, mientras que los temporales (751.447) disminuyen un 35,11%.

Al segmentar los contratos iniciales según tramos de edad, son los de 55 a 59 años los que se reducen mayor medida (-19,06%) con respecto al mes anterior, y únicamente aumentan para los jóvenes de 16 a 19 años (+0,57%).

Asimismo, los contratos iniciales se han reducido para los hombres (-5,58%) y han aumentado para las mujeres (+3,67%).

Al analizar los contratos según sectores de actividad económica, Agricultura y Pesca es el más afectado tanto a nivel intermensual (-22,48%) como interanual (-28,76%), seguido del sector Construcción (-18,51% intermensual; -21,86% interanual) e Industria (-6,58% intermensual; -21,61% interanual), mientras que Servicios (-14,12% intermensual) es el único sector que crece a nivel interanual (+12,31%).

Si se desglosa en secciones de actividad económica, Hostelería es la única que presenta crecimiento con respecto al mes anterior (+3,31%), mientras que la Administración Pública, Defensa y Seguridad Social es la más afectada (-38,4%). A nivel interanual, Hostelería logra un aumento del +92,04%.

Por territorios, los contratos iniciales se han reducido con respecto al mes anterior para todas las comunidades autónomas a excepción de Baleares (+33,09%) y Cantabria (+5,39%).

Lo más notorio de la reforma tiene que ver con el uso de la contratación de duración determinada. Los contratos de obra o servicio, ya en vía de desaparición, han disminuido un 88,64% con respecto al mes anterior. Sin embargo, los contratos por circunstancias de la producción (que pretenden en parte sustituir a los anteriores eventuales, y en parte cubrir parte del vacío producido por los de obra) han disminuido sólo un 8,04%, mientras que los de sustitución (anteriormente interinidad) han disminuido un 23,38%. Además, los de circunstancias de la producción constituyen la mayor parte de los contratos temporales (43,9%).

Parece que el impacto de una norma, nuevamente, rigurosa con los contratos formativos, ya se deja notar: los contratos de formación en alternancia (que sustituyen a los formativos/aprendizaje) disminuyen un 33,76% y los de obtención de práctica profesional (que sustituyen a los antiguos de prácticas) disminuyen un 40,28%.

Cabe destacar que la duración media de los contratos iniciales ha caído un 22,12% en el mes de abril hasta situarse en los 47 días (frente a los 60 del mes de marzo). En una parte esta reducción de la duración global de los contratos puede deberse al efecto sustitución de los contratos de obra, en vía de desaparición, por fórmulas contractuales de menor duración, pero se debe pensar que aún es pronto para este efecto: las diversas fases de transitoriedad de la efectividad de la reforma llevarán hasta finales de 2025.

La mayor presencia de los contratos por circunstancias de la producción de corta duración llevan a la conclusión de que, pese al extra coste de los 27,53 euros, las empresas van a prolongar artificialmente sus necesidades de contratación por imperativo legal, y que el cambio se traducirá en un encarecimiento de las extinciones contractuales, mayores rigideces para la gestión de la contratación, y por ello, menor flexibilidad y competitividad, lo que a la larga redundará en menor creación de empleo.

La evolución de la contratación según la jornada es similar a la producida en la de indefinidos y temporales: se observa una disminución del 35,76% para los temporales a tiempo completo (503.377) y del 33,77% a tiempo parcial (248.070), mientras que los indefinidos han aumentado un 18,83% a tiempo completo (187.814) pero con un crecimiento mucho mayor, de un 37,08%, en la modalidad a tiempo parcial (117.865).

El porcentaje de contratación y ocupación
Una de las formas de analizar el impacto de la reforma laboral, y la calidad en el empleo, tiene que ver con el grado de rotación contractual, entendiendo por tal la ratio de número de contratos en función del nivel de ocupación.

La ratio para los indefinidos fue de un 5,09%, 1,66 p.p. más alta que el mes anterior. La ratio para fijos discontinuos fue de un 32,38%, es decir, un incremento de 10,79 p.p. intermensuales. La ratio para los temporales fue de un 15,64%, disminuyendo 14,4 p.p. con respecto a marzo de 2022. Se está viendo que la ratio de rotación de contratos en los fijos discontinuos ya es mayor que la correspondiente a los contratos temporales, lo que parece ser un efecto indeseado, pero no por ello imprevisto, de la reforma laboral.

Al centrarnos en el tipo de contrato temporal, la ratio para los contratos por circunstancias de la producción (que sustituyen a los eventuales) es del 16,24%, 0,1 p.p. más alta que el mes anterior.

Ocupación
Como anticipábamos, el empleo se está recuperando de forma más acentuada que el PIB, aunque depende de los sectores. En el mes de abril (20.019.080) hay 184.576 afiliados más que en el mes de marzo (+0,93% intermensual).

Si se separa los datos por sexos, se ve que las mujeres (9.410.704) han aumentado un 1,11% y los hombres (10.608.339) un 0,77%.

Al analizar los datos de ocupación según Comunidades Autónomas, Baleares (+10,91%), Cantabria (+1,41%) y Andalucía (+1,27%) son las que más han aumentado su número de afiliados con respecto al mes de marzo. En cuanto a variaciones interanuales, destaca de nuevo Baleares (+20,24%).

Si se desglosa según secciones de actividad económica, Hostelería es la que más ha crecido tanto en R.G. (+8,94% intermensual; +30,74% interanual) como en Autónomos (+1,12% intermensual; +1,35% interanual).

Sector público y privado
En el primer trimestre de este 2022, se han reducido el número de contratos tanto en el sector privado (-0,28%) como en el público (-0,21%) con respecto al trimestre anterior.

Al segmentar según tramos de edad, se observa que la mayor parte de contratos en el primer trimestre de 2022 se encuentra en la franja de 40-49 años en el sector privado (30,3%) y 50-59 años en el sector público (31,51%).

Si se compara según sexos, los contratos para hombres han aumentado en ambos sectores (+0,95% en sector público y +0,18% en sector privado) con respecto al trimestre anterior, mientras que para las mujeres se habrían reducido (-1,03% en público y -0,83% en privado).

Al centrarnos en el tipo de contratos, el sector público aumenta la temporalidad con respecto al trimestre anterior en un 4,72% (+7,74% hombres; +3,42% mujeres), mientras que el sector privado la reduce un 8,06% (-7,95% hombres; -8,19% mujeres).

De este modo, los contratos indefinidos representan el 77,92% del total y los temporales el 22,08% para el sector privado, mientras que para el sector público los indefinidos representan el 67,51% y los temporales el 32,49%.

Dentro de las CC.AA., Canarias ha obtenido el mayor crecimiento intermensual (+1,07%), mientras que la Región de Murcia (-1,61%) obtiene la mayor disminución.

Horas efectivas semanales trabajadas
En el primer trimestre de 2022, el número de horas efectivas trabajadas por todos los ocupados ha aumentado un 5,06% con respecto al trimestre anterior y un 9,35% con respecto al mismo periodo del año anterior. Algunas opiniones argumentan que en gran parte este incremento se debe al efecto ampliación de jornada que se ha producido en el colectivo de personas en ERTE de reducción de jornada.

A nivel interanual, “Hostelería” presenta el mayor crecimiento (+69,41%), mientras que “Actividades de organizaciones y organismos extraterritoriales” continúa siendo la más afectada (-75,76%). Al centrarnos en los asalariados, en el sector público las horas ascienden hasta 105.881 en el primer trimestre de 2022 (+8,72% Inter trimestral, +4,79 interanual), y en el sector privado hasta 427.122 (+5,1% Inter trimestral; +10,74% interanual).

Empresas inscritas en la Seguridad Social
En el mes de abril, el número de empresas inscritas en la Seguridad Social es de 1.330.423 (+1,3% intermensual; +3,53% interanual). Al centrarnos en los sectores, es el sector Servicios (993.682) el que más ha crecido con respecto a marzo de 2022 (+1,59%) y abril de 2021 (+4,52%). En cambio, el sector Agrario (92.072) es el que tiene menor crecimiento con respecto al mes anterior (+0,14%) y es el único que reduce el número de empresas inscritas en la S.S con respecto a abril de 2021 (-2,36%).

Desempleo
La recuperación económica sigue reduciendo la sangría del desempleo. Según el Banco de España, la probabilidad de reincorporación al empleo es mayor para un trabajador en ERTE que para un desempleado, pero las personas que aún quedan en ERTE no lo van a tener fácil.

Pero esta diferencia se va diluyendo a medida que aumenta la duración del ERTE, especialmente para los trabajadores más jóvenes, los que tienen un contrato temporal y los que poseen un menor nivel de estudios.

La tasa de paro para el primer trimestre de 2022 es de 13,65% (+2,4% Inter trimestral; -14,58% interanual). En el mes de abril, el paro registrado es de 3.022.503 personas desempleadas (-2,77% intermensual; -22,71% interanual).

Al comparar por sexos, los hombres (1.234.118) logran una mayor reducción (-3,38% intermensual; -22,92% interanual). En cuanto a los tramos de edad, los menores de 25 años (221.893) reducen en mayor medida sus cifras de paro (-4,7% intermensual y -37,65% intermensual).

En cuanto a los sectores, el paro registrado disminuye en mayor medida en Agricultura (-6,1% intermensual; -23,27% interanual), seguido de Servicios (-2,98% intermensual; -22,65 interanual).

A nivel de CC.AA., Andalucía (778.798) es la más afectada, mientras que la región con menos paro registrado es Melilla (7.783). A nivel de variaciones intermensuales, es Baleares (-15,31%) la que logra la mayor reducción, mientras que Ceuta aumenta en un 0,43%. A nivel interanual, Baleares es de nuevo la que logra la mayor reducción (-48,93%), mientras que Melilla (-6,9%) y el País Vasco (-9%) lo hacen en menor medida.

Fuente Comunicae

Valora este artículo. Gracias!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies