Header Ad

Entradas recientes

La factura electrónica, asignatura pendiente del sector inmobiliario

/COMUNICAE/

La factura electrónica sigue siendo una asignatura pendiente en el sector inmobiliario según el Estudio SERES de Implantación de la Factura Electrónica en España 2019. De acuerdo con el informe, el 1,11% de las empresas emisoras de factura electrónica y el 0,96% de las receptoras, pertenecen al sector inmobiliario


Por número de facturas electrónicas emitidas, el 0,21% del total nacional corresponden a este sector. Por su parte, el porcentaje de las recibidas se sitúa en el 0,26%. Según Alberto Redondo, director de Marketing de SERES para Iberia y LATAM “estos porcentajes confirman la baja penetración de la factura electrónica en el sector inmobiliario, un sector con una fuerte actividad en nuestro país. Es evidente que hay que hacer un esfuerzo importante para completar la digitalización de su actividad incorporando la factura electrónica y los beneficios y ventajas de todo tipo que ofrece”.

Datos nacionales
Según el Estudio, el número de facturas electrónicas procesadas en 2019 en nuestro país ascendió a 206.464.053 documentos, un 13,51% más que en 2018. Del total, 171.773.817 documentos -un 6,1% más que en 2018- corresponden a transacciones entre empresas (B2B), 22.292.891 a operaciones entre empresas y las administraciones públicas (B2G) y 12.397.345 a ventas de empresas a particulares (B2C).

Gracias al uso de la factura electrónica, en 2019 se ahorraron más de 1.600 millones de euros en la gestión de facturas emitidas y recibidas, y el equivalente en horas de trabajo de más de 442 años laborales. Además, se generó un impacto medioambiental positivo cercano a la superficie forestal del Parque del Retiro al eliminar el papel de facturas, sobres, etc. Según el estudio, el coste medio de recepción de una factura es de 7,22€ en papel y 2,27€ en digital y en emisión de 4,45€ en papel y 1,64€ en digital.

Por sector de actividad
Por actividad, el Sector servicios es donde la factura electrónica tiene un mayor grado de implantación, tanto en emisión (64,06%) como en recepción (61,80%), con un aumento del 8,14% y el 3,35% respectivamente respecto a 2018. Le sigue Industria, con un 27,81% de empresas emisoras y un 28,07% de receptoras, pero con una reducción del 13,99% y del 8,61% respectivamente sobre 2018. Por su parte, en el Sector primario, la implantación de la factura electrónica es del 3,66% en emisión y un 3,64% en recepción, con una variación positiva en torno al medio punto en ambos casos.

Fuente Comunicae

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies