Header Ad

Entradas recientes

Retos de la industria gráfica ante la crisis del COVID-19

/COMUNICAE/

Según FLYERALARM, el sector ya ha comenzado a desarrollar iniciativas para dar solución a las necesidades de sus clientes. Algunas imprentas online han comenzado a producir mascarillas y otros productos destinados a la protección de las empresas


La 7ª encuesta anual de Drupa, realizada antes de la crisis actual, indica que un 17% de los impresores describían su situación económica como buena. Sin embargo, estos datos no reflejan el efecto que la crisis está teniendo actualmente en la industria gráfica.
En este contexto, el mayor desafío para la industria en estos momentos se centra en poder sobrevivir con éxito a las consecuencias del COVID-19. En un futuro próximo, se estima que habrá menos clientes y proveedores y, sin ayudas gubernamentales, solo las compañías más fuertes sobrevivirán a esta crisis. Además, se prevé una competencia aun mayor entre los diferentes actores del sector.
Para dar solución a los retos a los que se enfrentan, las empresas ya están desarrollando algunas iniciativas para adaptarse a las necesidades de sus clientes en estos momentos. Algunas imprentas online han comenzado a producir mascarillas y otros productos destinados a la protección de las empresas. Es el caso de FLYERALARM, una de las imprentas online B2B líderes en Europa, que ya está comercializando mascarillas en España y, pronto, también tendrá disponibles en nuestro país otros productos que ayudarán a la protección de los negocios y sus empleados, como equipos de higiene o adhesivos para marcar las distancias de seguridad entre personas en la oficina.
“La actividad de la industria gráfica se hace más importante aún si cabe en estos momentos, por lo que estamos trabajando en productos que ofrezcan protección a los empleados y faciliten el contacto seguro con el cliente”, explica Toon Van Buylaere, Country Manager de FLYERALARM.
Asimismo, otra de las soluciones que está ofreciendo esta compañía a sus clientes para ayudarles a mantenerse a flote, se centra en fomentar la transición de las empresas al mundo digital para que puedan mantener su actividad, ayudando a crear sus páginas webs y diseñar estrategias de marketing digital efectivas para su negocio. Además de suministrar los productos y materiales necesarios para el teletrabajo.
Algunos de los sectores de los que más depende la industria gráfica y, a la vez, a los que más está ayudando son la hostelería y la organización de eventos, sectores que también se están viendo muy perjudicados por la crisis del coronavirus. De manera que, las imprentas online también se están adaptando a las nuevas necesidades de estos negocios. “para estos casos estamos diseñando nuevos formatos de embalaje para el envasado y envío de alimentos para aquellos restaurantes que hayan implementado servicios de reparto”, detalla el portavoz de FLYERALARM.
Además, todos estos productos están elaborados de forma responsable con el medioambiente. “Antes de esta crisis se dio un gran impulso a la sostenibilidad desde todos los ámbitos, algo que habrá que volver a reforzar cuando todo esto pase. En nuestro caso, somos la primera y única compañía de impresión online que ofrece a sus clientes la posibilidad de obtener materiales impresos con certificación FSC”, concluye van Buylaere.

Fuente Comunicae

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies