Header Ad

Entradas recientes

¿Cómo elegir la empresa de limpieza adecuada?

Cómo elegir la empresa de limpieza adecuada
3 Minutos de lectura de interés

Hacer una buena limpieza a veces requiere la ayuda de especialistas en limpieza.

¿Qué criterios hay que tener en cuenta para elegir una buena empresa?

Si has comprado una casa nueva para ti o para alquilarla, es muy importante hacerla acogedora y habitable desde el primer momento. Sin duda, se necesitará mucha limpieza y no siempre es posible hacerlo todo uno mismo, tanto por el esfuerzo como por no tardar demasiado.

Evita buscar ayuda en los robots aspiradores que se venden por Internet, ya que no serán suficientes para resolver el problema. Por lo tanto, en casos como éste, una solución válida podría ser llamar a alguna de las muchas empresas de limpieza profesionales para que haga el trabajo por ti.

Veamos los parámetros para elegir el equipo adecuado a tus necesidades.


Las 9 reglas de oro para elegir una buena empresa de limpieza

A continuación, se exponen algunas «reglas de oro» que hay que tener en cuenta a la hora de elegir una empresa para la limpieza de tu casa, limpieza de garajes, limpieza de comunidades o local comercial:

  1. Buena presencia y disponibilidad

Un buen equipo de limpieza debe ser capaz de reconocer e interpretar las necesidades del cliente. Una vez analizado el entorno a limpiar, deben ser capaces de ofrecer soluciones óptimas y personalizadas para realizar el trabajo de la mejor manera posible.

Además, la empresa debe estar de guardia y ofrecer asistencia profesional continua al cliente, según sus necesidades.

  1. Personal cualificado

Personal cualificadoUna buena empresa de limpieza debe contar con un personal altamente capacitado que se forme a través de cursos regulares de actualización. Todos los miembros de un equipo deben ser fácilmente identificables llevando el uniforme de la empresa y un distintivo de identificación.

Evidentemente, el buen aspecto del personal es una buena tarjeta de presentación para la empresa.

  1. Seriedad y puntualidad

Una empresa de limpieza demuestra su seriedad y profesionalidad ofreciendo soluciones precisas a las peticiones de los clientes. Además, la empresa debe ser capaz de intervenir rápidamente y terminar el trabajo en el plazo acordado con el cliente.

Por supuesto, también es necesario que los operarios lleguen a tiempo al lugar de trabajo, para permitir que todo el equipo se ponga en marcha.

  1. Buen equipamiento

Buen equipamientoUna buena empresa de limpieza debe contar con todo el equipo de trabajo necesario para cumplir sus objetivos. Estos equipos no deben ser obsoletos, sino siempre de última generación, para optimizar el tiempo de trabajo y evitar el desperdicio de material.

  1. Precisión profesional

Antes de comenzar la limpieza, una buena empresa debe realizar una inspección in situ, determinar cuidadosamente lo que hay que hacer y elaborar un presupuesto del trabajo que se presentará al cliente.

No hay que dejar nada al azar, porque desde el punto de vista de la ética profesional, el cliente tiene derecho a estar informado de todo. La precisión no sólo implica una buena organización en la realización del trabajo, sino también un informe detallado sobre el trabajo a realizar.

  1. Política de la empresa

Asegúrese de que la empresa de limpieza que contrate tenga una política de empresa rigurosa que cumpla todas las normas de seguridad. Compruebe que la empresa cuenta con certificaciones que reconocen su alto nivel profesional y que tiene una buena cobertura de seguro.

Además, compruebe siempre que el equipo de trabajo está formado por personal legal con un contrato de trabajo válido.

  1. Experiencia profesional

Para comprobar que una empresa de limpieza es profesional, es conveniente fijarse en su experiencia laboral a lo largo de los años. Recuerda que las empresas que llevan más tiempo trabajando regularmente en el sector de la limpieza suelen ser las que tienen mejor reputación de profesionalidad.

Por desgracia, puede ocurrir que algunas empresas nuevas confíen en la improvisación para su trabajo debido a la falta de experiencia y esto podría ser perjudicial para ti.

  1. Protocolo de trabajo

Una buena empresa de limpieza debe adoptar un protocolo ético y disciplinario para optimizar los recursos y el tiempo, con el objetivo de garantizar los mejores resultados para el cliente.

  1. Productos de limpieza

Productos de limpiezaLos productos utilizados por una empresa de limpieza deben ser probados y deben respetar al máximo las cuestiones relacionadas con la contaminación ambiental. Cada producto debe ser evaluado cuidadosamente antes de su uso, en función del tipo de trabajo que se vaya a realizar.


La importancia de la profesionalidad

El boca a boca es sin duda una excelente herramienta de promoción para una empresa de limpieza. De hecho, siempre es bueno tener en cuenta aquellas empresas que gozan de una buena reputación ganada a lo largo de los años.

Una buena preparación no es más que el fruto de la experiencia adquirida a lo largo del tiempo, que le permite evaluar y reconocer de forma inmediata y precisa las diferentes situaciones en el trabajo. Evidentemente, tener certificaciones no hace más que añadir valor profesional a la empresa.

Evita las empresas que ofrecen presupuestos sin ni siquiera realizar una inspección. Una inspección es un paso muy importante, que permite a la empresa de limpieza evaluar la zona a tratar y el tipo de trabajo a realizar.

Tras una inspección exhaustiva, es posible entender qué productos y equipos utilizar, qué protección adoptar y cómo preparar el lugar de trabajo.


Una buena tarjeta de visita

Elegir bien una empresa de limpieza es muy importante, ya que tienes que confiar en que las personas que entren en tu casa realicen un trabajo, por lo que es fundamental saber con quién estás tratando.

Por su parte, la empresa contratada debe garantizar la profesionalidad y la seguridad de los recursos que emplea. La mano de obra debe estar contratada regularmente y asegurada contra accidentes.


Presta atención al precio

No subestimes los presupuestos, ya que elegir la empresa que ofrece el precio más bajo no siempre es la mejor opción. Esto podría significar que el personal no está debidamente asegurado o cualificado, o que los productos y herramientas utilizados no son de buena calidad.

Elegir una empresa de limpieza muy barata podría significar tener que rehacer un trabajo mal hecho y tener que incurrir en gastos de reparación adicionales.

Recuerda que la improvisación y la dejadez profesional pueden suponer una factura muy abultada, causada por la incompetencia de otros y por tu propio descuido.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies