De la ciencia ficción a la realidad: Los hogares inteligentes transformarán la vida cotidiana

Visto 94 veces
/COMUNICAE/

Según los expertos de Tokio School y Deusto Formación, los avances de la inteligencia artificial y la robótica, aplicados a la automatización de los hogares, ayudarán a las personas mayores o dependientes a mantener su autonomía

Se estima que el número de dispositivos IoT a nivel mundial pasará de los 15.140 millones de 2023 a los 29.420 millones en 2030.

La domótica contribuye a un ahorro energético significativo, pudiendo reducir el consumo de energía hasta en un 30%.

El futuro ya está aquí. Los hogares inteligentes transformarán completamente las vidas cotidianas a través de la domótica y la inteligencia artificial. Esta nueva realidad ofrece un amplio abanico de posibilidades que facilitarán el día a día de las personas, como el ahorro energético o la programación de electrodomésticos a distancia. Los expertos prevén que la tecnología esté presente en casi un 42% de los hogares en 2027.

Carlos Yáñez, docente del Curso de Internet de las Cosas (IoT) de Deusto Formación, concreta: «Las previsiones indican que el IoT seguirá avanzando rápidamente en los próximos años y, a medida que tengamos más dispositivos conectados a internet, habrá una mayor integración de este tipo de tecnología».

Según la publicación MarketSplash, se prevé que el número de dispositivos IoT a nivel mundial crezca de los 15.140 millones de 2023 a 29.420 millones en 2030. Una cifra que refleja el gran interés de la población por este tipo de soluciones tecnológicas. Por otro lado, cabe destacar que la domótica contribuye a un ahorro energético significativo, pudiendo reducir el consumo de energía hasta en un 30% mediante la gestión eficiente de recursos como la electricidad y el agua, según la Asociación Española de Domótica.

En este contexto, Alma Mallo, docente del Curso de Robótica en el centro Tokio School, propone un ejemplo práctico para entender mejor cómo esta revolución entre en los hogares. «Si combinamos robótica y la inteligencia artificial, dispondremos de toda una red de dispositivos que controlaremos con nuestra voz. Por ejemplo, si le decimos al asistente de voz que se nos ha caído café al suelo, el asistente avisará al robot aspirador y luego al robot friegasuelos», comenta.

Un gran avance para garantizar la seguridad en casa
La domótica marcará un punto de inflexión en el ámbito de la seguridad. Según Mallo, «diferentes dispositivos instalados en distintos puntos estratégicos de la casa podrían servir para detectar el cierre y la apertura tanto de puertas como de ventanas. Además, añadiendo cámaras y algoritmos de visión artificial, podrían detectarse situaciones anómalas o de peligro, activando inmediatamente una alarma. De igual forma, a través de la instalación de distintos sensores de temperatura, incendios y humedad se detectarían potenciales situaciones de peligro y enviar notificaciones para avisar de la situación».

La experta de MINT apunta, sin embargo, que no se debe olvidar que «cuando hablamos de dispositivos IoT, es importantísima la seguridad informática del propio dispositivo, ya que, al estar conectado a internet, existe un riesgo potencial de ataque informático. Por ello, es indispensable asegurarse de que la instalación sea adecuada y que las comunicaciones sean seguras».

En esta misma línea, Yáñez añade que «es fundamental comprobar que los dispositivos estén actualizados con los últimos parches de seguridad y configuraciones adecuadas para protegerlos contra posibles ataques cibernéticos«.

Las personas mayores y dependientes ganarán autonomía
Los avances de la inteligencia artificial y la robótica, aplicados a la automatización de los hogares, ayudarán a las personas mayores o dependientes a mantener su autonomía, entre otras muchas ventajas.

Así lo aclara Mallo: «Por un lado, a través de asistentes de voz conectados con varios dispositivos (robots autónomos que aspiran, friegan, cortan el césped…), una persona mayor podría utilizarlos sin tener que lidiar con los aspectos más farragosos de la tecnología. Por otro lado, a través de la incorporación de dispositivos IoT, un familiar podría monitorizar de forma remota que todo va bien». Tan simple como tener la capacidad de «comprobar si puertas y ventanas están cerradas cuando la persona mayor se va a dormir».

Ante la revolución de estas tecnologías y de la IA y la creciente demanda de especialistas por parte de las empresas, el nuevo curso de Internet de las Cosas de Deusto Formación permitirá a sus alumnos explorar los dispositivos inteligentes, entendiendo cómo se integran en la nube y sus implicaciones en cuestiones de privacidad. Por su parte, el curso de Robótica de Tokio School está enfocado en diseñar y aplicar soluciones robóticas eficientes y autónomas.

Sobre Northius
Northius, grupo líder de formación en España con cerca de 1.500 empleados, integra experimentadas instituciones formativas con un mismo objetivo: la capacitación y la preparación de los profesionales del futuro. Cuenta actualmente con 65.000 usuarios activos y más de 40.000 nuevas matriculaciones cada año.

El grupo cuenta con más de 40 centros formativos distribuidos en la península ibérica. Además, con una importante presencia en otros países de Europa (Bélgica, Dinamarca, Inglaterra, Irlanda, y Países Bajos) y Latinoamérica (Argentina, Colombia, Costa Rica, Chile, Ecuador, México, Perú, Panamá, Uruguay, República Dominicana y Puerto Rico).

Las marcas que componen el grupo: CEAC, Unisport, Deusto Formación, Deusto Salud, Campus Training, el Centro Europeo de Másteres y Postgrados CEMP, MINT, Tokio School, Treintaycinco mm, Nubika, Flou y VIBE.

Fuente Comunicae

Valora este artículo. Gracias!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
You don't have permission to register