Valiosos consejos que deben saber los paramédicos de ambulancias

Primeros auxilios: Paramédicos comparten estos consejos para actuar ante una emergencia

Las emergencias pueden ocurrir en cualquier lugar y en cualquier momento, por lo que es importante saber qué hacer en caso de accidente

Hay muchas situaciones en las que la salud de una persona puede verse comprometida, pero tener cerca a alguien con conocimientos de primeros auxilios puede ayudar mucho a evitar complicaciones. Los médicos dicen que es importante saber cómo actuar en caso de emergencia, ya que podría salvar la vida de sus seres queridos.

Ambulancias Marina, empresa de servicios de ambulancias Madrid, afirman que cuando se produce una emergencia, es importante mantener la calma y asegurarse de que se está en un entorno seguro antes de prestar los primeros auxilios. Se trata de reducir el riesgo en el lugar de los hechos: asegurarse de que no hay peligros que puedan caer sobre una persona.

Los paramédicos explican que los primeros auxilios se prestan en diferentes situaciones y que hay un gran número de situaciones que pueden ser peligrosas por ello, por ejemplo, si en la cocina se enciende en llama y una persona sufre quemaduras, hay que apagar el fuego y luego prestar ayuda, o si se trata de un accidente de tráfico, hay que prestar los primeros auxilios donde no haya riesgo de colisión con otro vehículo.

También es importante conocer los detalles de la situación para poder actuar de la manera más adecuada. Puedes hacer preguntas a la persona lesionada, pero si no puede hablar, busca testigos o el propio lugar del accidente puede ser un indicio. Por ejemplo, si la persona estaba tumbada en el suelo junto a una escalera, se puede suponer que se ha caído. Saber lo que ha ocurrido te ayudará a determinar qué tipo de atención necesita la persona.

Otro punto que destacan los expertos en primeros auxilios es que se debe evitar administrar medicamentos por no conocer el historial médico de la persona. Recuerda que los primeros auxilios son la base de la atención y que la parte de la administración de medicamentos debe dejarse en manos del personal médico.

Cuando llames a una ambulancia, indica la dirección exacta y márcala como punto de referencia para que sea fácil de encontrar.

Así como también especificar el sexo y la edad de la víctima ayudará a los servicios de ambulancia a saber qué tratamiento será necesario cuando lleguen. Por último, es importante compartir los detalles de lo sucedido sin omitir ningún detalle. También es importante distinguir entre las situaciones que requieren un traslado urgente a un centro médico y las que pueden ser tratadas en casa.


Casos que requieren tratamiento médico

Las siguientes emergencias se enumeran en la atención, y en todos los casos la víctima debe ser llevada inmediatamente a un hospital o centro de salud en lugar de ser tratada localmente:

  • Dificultad respiratoria: Según los expertos, las personas que tienen dificultad para respirar debido a reacciones alérgicas a alimentos, picaduras de insectos o medicamentos deben ser transportadas.
  • Hemorragia grave: Si la herida de una persona no deja de sangrar después de vendarla y presionarla directamente, debe ser trasladada a un servicio de urgencias, ya que el daño a un vaso sanguíneo grande requiere una atención rápida.
  • Problemas cardíacos: Según los primeros intervinientes, el estrés causado puede provocar un aumento de las complicaciones cardiovasculares, especialmente entre las personas mayores. En este tipo de emergencias, que pueden definirse como dolor torácico, dolor de cabeza y entumecimiento o parestesia (una sensación de hormigueo) en el brazo izquierdo, el paciente debe ser llevado a un centro médico porque, aunque la situación no parezca grave, puede complicarse rápidamente.
  • Traumatismos: En este caso, siempre es recomendable llevar a la víctima a un hospital de urgencias, ya que la zona afectada debe ser evaluada con un sistema de rayos X para descartar fracturas, luxaciones o fracturas, especialmente si hay inflamación, decoloración de la piel o dolor intenso.
  • Envenenamiento: Según los primeros auxilios, cualquier tipo de envenenamiento debe ser llevado a un centro médico, ya que se requiere un lavado gástrico.
  • Quemaduras: Las quemaduras de segundo y tercer grado son quemaduras que requieren atención médica por parte del paciente, y estas quemaduras se pueden identificar por la presencia de ampollas. En el caso de los niños y las personas mayores, también recomendamos acudir a la clínica si la quemadura ha afectado a una zona amplia de la piel, como el pecho, la espalda o las extremidades. Del mismo modo, si la quemadura es causada por productos químicos o descargas eléctricas, se requiere atención médica en todos los casos.
  • Convulsiones: Pueden ser causadas por niveles anormales de sodio o glucosa en la sangre, o incluso por infecciones cerebrales como la meningitis y la encefalitis, y deben ser evaluadas por un médico para su diagnóstico.
4/5 - (2 votos)

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
You don't have permission to register